Plantas de todo el mundo... Nymphaea alba

  • Familia: Nymphaeaceae.
  • Nombre científico: Nymphaea alba.
  • Nombre común: Nenúfar blanco, Rosa de amor, Rosa de Venus, Escudete de río, Golfán blanco, Adarga, Aguapé branco, Azucena de agua, Ninfa blanca, Ninfea blanca.
  • Origen: Carolina del sur y del norte (Estados Unidos).
  • Descripción:
    • Hierba acuática, perenne y con rizoma rastrero, carnoso y robusto.
    • Las hojas son en forma de corazón o redondeadas. Las hojas sumergidas son de color verde claro y traslúcido, son finas y con los bordes doblado hacia dentro. Las hojas emergidas se extienden sobre la superficie del agua son robustas y con su cara superior revestida de cera que la vuelve resistente e impermeable. Son verde oscuras y rojas por la parte inferior
    • Flores blancas, muy grandes, de 10 a 20 cm, olorosas, flotantes, largamente pedunculadas, con numerosos pétalos patentes; sépalos blancos por encima.
  • Luz: Necesita una posición muy soleada. 
  • Temperaturas: 
    • Requiere de un periodo de descanso en invierno a 15°C aproximadamente.
    • Hermosa planta para cualquier jardín con zona acuática.
  • Riego: Precisa de una profundidad de agua entre 40-100 cm.
  • Plagas: 
    • Pulgón del Nenúfar (Rhopalosiphum nymphaeae). Suele bastar una pulverización fuerte de agua sobre las hojas para dejarlos indefensos a la predación de los peces del estanque, o retirar a mano si el estanque es pequeño. Cuidado con aplicar plaguicidas que sean tóxicos para los peces, ranas, tortugas y demás fauna acuática.
    • El escarabajo Galerucella nymphaeae se parece a la Galeruca del Olmo. Roe las hojas.
    • Diversos hongos de los géneros Alternaria, Cercospora, Gloeosporium, Phyllosticta y otros que causan manchas, de tamaños diversos, a veces redondeadas y marrones.
    • Hongo Pythium, pudre las raíces. Lo único que se puede hacer es desinfectar el suelo o usar substratos limpios y sanos.
  • Transplante: 
    • Hay que dividirlas cada 3-4 años.
    • Presentan rizomas parecidos a tubérculos y necesitan dividirse y trasplantarse en primavera o bien a principios de verano, en una operación que debe repetirse cada 3 ó 4 años.
    • Los nenúfares se pueden reproducir por división de las raíces en verano o mediante semillas.
    • Lo ideal es en otoño, la planta está comenzando a invernar y no gastará energía en reproducirse. También puedes dividirlos al principio de primavera cuando empieza a brotar, pero es mejor en otoño.
    • Saca el nenúfar del estanque y déjalo en un lugar para que escurra el agua.
    • Extrae la planta de la maceta o recipiente y si no puedes, rompe la maceta. Lava con agua las raíces y túberos soltando las raíces con los dedos.
    • Con un cuchillo, navaja o cúter, corta el túbero por la parte más estrecha. Dependiendo del tamaño de la planta puedes sacar 2 más plantas de una sola.
    • De cada trozo obtendrás una planta, es necesario que cada trozo tenga raíces. Deberás colocar cada trozo en una maceta. La maceta puede ser una común de jardinería que a la que se le han practicado orificios pequeños en la parte inferior y laterales bajos.
    • El recipiente debe tener tierra negra y algo de harina de hueso. Se coloca el trozo de bulbo y se tapa con tierra negra dejando la punta superior de cada trozo (por donde brotan las hojas) al descubierto.
    • Arriba del todo se debe colocar 1 cm de arena para que la tierra no se esparza cuando se coloca en el agua. Si tienes carassius o koi en el estanque, coloca piedras por arriba de la arena para que no escarben y si lo hacen, no lleguen hasta el bulbo.
  • Semillas:
    • En Nenúfares se emplea semilla para propagar las especies naturales y para desarrollar nuevas variedades.
    • Las especies e híbridos tropicales de Nenúfares se cultivan los túberos. La semilla no reproduce híbridos. Al usar cualquiera de las dos clases de semillas, se siembran en suelo arenoso a unos 3 cm de profundidad y luego se sumergen en agua hasta unos 8-10 cm de profundidad. Las especies rústicas deben iniciarse a 16ºC, las tropicales a 21-27ºC.
    • En los nenúfares y otras acuáticas, las semillas maduran bajo el agua y luego se desprenden de la planta y suben a la superficie, donde flotan algún tiempo, hasta que se hinchan para germinar en el fondo. Ello hace difícil la recolección de semillas.
    • Las macetas en las que se siembran las semillas habrán de mantenerse sumergidas en agua. Conforme la plantita vaya creciendo se va subiendo el nivel del agua.
    • El semillero resultante se puede trasplantar a un tanque más profundo o dejarlo en el recipiente inicial hasta que sea lo suficientemente grande como para plantarlo en el lugar definitivo.
  • Alimentación:  
    • El material del fondo debe de ser mixto con arena, arcilla y turba.
¡Raíces! ¿No es la más bella flor que has visto nunca? Si te fascina la naturaleza, no dudes en pedirnos información sobre tu plantas favoritas.



Yo soy la Naturaleza... ¿Y tú?
¡Salvemos el planeta!


Venus Mcflytrap

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Saludos monstruit@! ¿Qué te ha parecido la noticia? ¿Espeluznante? ¿Insípida? No dudes en dejarnos un comentario y haznoslo saber...